Búsqueda avanzada

Q

Q

Autor

Luther Blisset

Genero/s

Novela, Histórico

Sinopsis

Un personaje se ve inmerso en los conflictivos episodios políticos y sociales derivados de las reformas protestantes del siglo XVI en Europa. Tras él, un personaje oscuro, Q, maniobra en la oscuridad para evitar la consecución de los fines revolucionarios.

Votación

9/10

¡Vota!

Resumen personal

Mariano

Q es una novela histórica, sí, pero no de esas novelas históricas que tanto sirven para una cosa como para otra: ¿Qué ahora se llevan los vikingos? Pues a ella la llamaré Sigrid y a él Erik. Pondré algún fiordo y algún drakkar y apañaos. Ya tengo una novela histórica sobre vikingos. ¿Que ahora se estilan los romanos? Pues ella se llamará Libia y él Cayo. Le pongo un par de gladiadores y un legionario y ya tengo una novela “romana”. Si la quiero poner más moderna incluyo a un visigodo y si la quiero envejecer le pongo un cartaginés. Pues, no. Esta novela no es así. Esta novela, Q, ayuda a comprender la historia. Voy a contar una anécdota: hace años, muchos años, demasiados años, conocí a una chavala. Estábamos en el instituto. En aquel momento estaba estudiando la inquisición española (debía ser 3º de BUP) y se lo comenté en un viaje que hicimos en autobús. Esta chica me preguntó para qué sirvió la inquisición. Y yo, recién empollao, le dije con suficiencia: para controlar las ideas protestantes. Y ahí naufragué en superficialidades: brujas y herejes. Según iba hablando iba sintiendo que lo que le estaba contando era una chorrada. Un régimen no monta una estructura permanente de guardias, delatores, cárceles, procesos judiciales de años y años para perseguir a dos filósofos que nadie lee y a cuatro brujas de la aldea perdida del Bierzo. No tenía sentido. No tiene sentido. Pero el hecho es que estaba ahí. La inquisición existió y perduró durante 300 años, hasta la Constitución de Cádiz. La chica me miró con cara de no comprenderlo del todo. Era de ciencias. Y mi discurso no era lógico. Pero mi libro decía eso. Reforma y Contrarreforma. La Inquisición. El imperio.
Este libro me ha dado la respuesta (con sus déficits, que también los tiene). Ya sé para qué sirvió la inquisición.
La historia transcurre a lo largo de tres etapas entre los cuarenta años que van desde 1519 y 1559. La guerra de los campesinos. Lutero. La ciudad de Munster. La guerra de los anabaptistas. La Venecia de los judíos. El Concilio de Trento. El Imperio. Calvino. Son cuarenta años de conspiraciones, guerras, amores, esperanzas, temores, odio, venganzas, filosofía y más conspiraciones. Y aunque hay personajes principales, son los hechos históricos los que hacen avanzar la trama. Es el empuje de los pueblos, no la voluntad del héroe.
En la edición que yo manejo hay al final del libro imágenes y grabados de los hechos históricos que se describen. Es, en ese sentido, una crónica novelada, pero fiel, de lo allí ocurrido.
¿Defectos del libro? Desde el punto de vista histórico echo de menos una explicación en el prefacio o como nota a pie de página que explique algunos datos históricos. Por ejemplo, echo de menos una explicación sobre la forma de organización de las ciudades alemanas de aquellas épocas. La forma de elección de sus alcaldes (sus burgomaestres) o sus representantes gremiales. Porque de hecho no sabía (tampoco me lo había preguntado) que las ciudades del XVI (y supongo que del XV y del XVII) se regían por instituciones democráticas, si bien de régimen censitario (solo los propietarios tenían derecho de elección). Algunos datos históricos deberían ser aclarados y confirmada su veracidad. Pero eso no es tanto un defecto literario como una imperfección de la edición. ¿Algún defecto literario? Quizás un final demasiado light para una historia tan tremenda. Pero el final es algo que no empequeñece lo ya contado.
En conclusión, una gran y lúcida novela que me ha entretenido muchísimo y me ha hecho entender ese periodo de la historia. Una novela de aventuras, de espionaje, de guerras, de dramas históricos. Uno de esos libros que una vez que has terminado te permite decir que ha valido la pena y has aprendido algo. Quién pudiera volver a aquel autobús a decirle a mi amiga de aquellos años, “escucha, compañera, hoy sí te puedo contestar”.
Por supuesto os la recomiendo totalmente. Disfrutadla.

Comentarios

No hay comentarios para este libro, ¡sé el primero!
Regístrate y comenta

Te pueden interesar...

Volver